Este martes, las cabinas móviles del EICE se han trasladado al municipio de Rosario de Mora, San Salvador, para realizar una jornada comunitaria de tamizajes y detectar casos de COVID-19.

Los habitantes de Rosario de Mora, San Salvador, aseguran que someterse a la prueba de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR por sus siglas en inglés) es parte de la responsabilidad ciudadana para evitar más contagios de COVID-19.

El personal médico que colabora con los tamizajes cuenta con el equipo necesario para brindar seguridad y confianza a la población al momento de realizarse la prueba PCR.

El Ministerio de Salud pide a la población salvadoreña no bajar la guardia y continuar cumpliendo las medidas de bioseguridad como el adecuado uso de la mascarilla, lavado de mano y el distanciamiento social.