La estrategia de tamizajes en la red hospitalaria impulsada por el Gobierno del Presidente Nayib Bukele sigue llegando al personal de primera línea que atiende la pandemia por COVID-19.

Este martes, una cabina móvil del Equipo Interdisciplinario de Contención Epidemiológica (EICE) desarrolló una jornada de tamizajes al personal de los hospitales 1° de Mayo y Médico Quirúrgico, ambos del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

Las pruebas al personal de primera línea para la detección de casos COVID-19 es primordial, que permite a los profesionales de salud atender de manera inmediata y segura los casos positivos.

En el hospital 1° de Mayo se tamizaron a 21 personas, de diferentes áreas, para determinar si padecen la enfermedad.

Si alguien del personal resulta positivo, estará en cuarentena por 15 días mientras se recupera del virus, además de un seguimiento diario por parte del personal del Ministerio de Salud.

Al personal del ISSS se les realiza una prueba de manera periódica, como medida preventiva, además de brindarles insumos de protección para que desarrollen sus actividades de manera segura.

Esta acción es parte de la anticipación que el Gobierno de El Salvador ha tenido respecto al manejo de la pandemia, para cortar las cadenas de contagio del virus en el territorio.

El Gobierno del Presidente Bukele ha reforzado toda la red hospitalaria nacional y los hospitales del ISSS, entregando insumos médicos, nuevos equipos y medicamentos y logrando una atención de calidad para los usuarios, así como mejores condiciones para todo el personal que continúa enfrentando la pandemia.