Nuevamente el Ministerio de Salud, a través del EICE, tomará pruebas COVID-19 en San Salvador, bajo estrictos protocolos de bioseguridad.

Las pruebas PCR permiten detectar fragmentos del material genético de un microorganismo o un patógeno. Se basa en las características de estabilidad de calor de una enzima polimerasa.

“Es una prueba sencilla. Es como un cepillado, puede ser en la nariz o en la garganta. Luego se hace una serie de procesamientos para detectar si está presente o no el virus”: epidemióloga de la región metropolitana de Salud, Silvia Larin.

Los casos de COVID-19 reflejan una tendencia sostenida a la baja, sin embargo, las autoridades continúan implementando estrategias para mantener controlada la curva de contagios, entre estas, los tamizajes comunitarios como el de este día frente a la UES.

Luego de aproximadamente 48 horas de realizada la prueba, el personal del call center del Ministerio de Salud indica el resultado y de resultar positivo, se le envía un kit de medicamentos a su casa y se le monitorea diariamente vía telefónica.