El Salvador se ha convertido hoy en el primer país de Centroamérica en recibir la certificación de eliminación de la malaria otorgada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La certificación es el resultado de más de 50 años de compromiso por parte del gobierno y la población para poner fin a esta enfermedad.

“La malaria ha afectado a la humanidad durante milenios, pero países como El Salvador son una prueba fehaciente e inspiración para todos los países que nos atrevemos a soñar con un futuro libre de malaria”, declaró el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

La OMS otorga la certificación de la eliminación de la malaria cuando un país ha demostrado más allá de toda duda razonable que se ha interrumpido la cadena de transmisión autóctona en todo su territorio durante al menos los tres años consecutivos anteriores.