El proceso de inmunización contra COVID-19, que inició miércoles, continúa avanzando en el país.

Miles de médicos, enfermeras y personal de apoyo que trabaja en primera línea contra el virus en la red de hospitales, ya recibió voluntariamente la primera, de dos dosis de la vacuna de AstraZeneca, que se les aplicará gratis.

El Salvador forma parte de la lista de los países que ya iniciaron la vacunación contra el virus que ha causado en el mundo 2 millones 455 mil 463 fallecidos, a esta fecha.

En un año de pandemia se han contagiado 110 millones 977 mil 604 personas.

El inicio de la jornada de vacunación es gracias a las gestiones que de manera previsora hizo el Gobierno del Presidente Nayib Bukele en junio pasado directamente con las farmacéuticas internacionales que ensayaban con los primeros prototipos del antídoto.

Esa acción anticipada para afianzar las vacunas es la que permite ahora contar con las primeras dosis que ayudarán a salvar miles de vidas en el país.

El Presidente Nayib Bukele tuvo el tino de girar la instrucción para hacer las gestiones al más alto nivel para obtener las vacunas.

El ministro de Salud, Francisco Alabí, ha expresado que muchos países no podrán contar con la vacuna sino hasta el próximo año debido a que reaccionaron demasiado tarde para gestionar la compra del producto.

Los laboratorios que se han dedicado a la fabricación de la vacuna contra COVID-19 están saturados de pedidos, las grandes potencias mundiales requieren muchos millones de dosis para lograr la inmunidad de sus ciudadanos.